Seguro de caución
Abascal No hay comentarios

La crisis económica generada por el Covid-19 ha supuesto un endurecimiento en las condiciones para obtener financiación. Como consecuencia, las pequeñas y medianas empresas se encuentran en una situación desfavorable para acceder a una garantía de respaldo. En Abascal Correduría de Seguros te contamos una opción con múltiples ventajas: sustituir el tradicional aval bancario por un seguro de caución.

 

Vayamos de a poco. ¿Qué es un seguro de caución? Es un vehículo financiero no bancario que, al igual que un aval, funciona como un instrumento para garantizar un acuerdo obligado entre partes.

¿Por qué creemos que deberías cambiar la manera de presentar las garantías? Porque funciona exactamente igual pero con condiciones propicias, ventajas diferenciales en relación al aval y a las Sociedades de Garantías Recíprocas (SGR). Mejora la gestión financiera de tu empresa y genera un ahorro de costes.

¿Qué hacer si ya tengo avales con el banco?

Si ya has conseguido un aval bancario para poder aportar una garantía, entonces te encuentras pagando una serie de comisiones de mantenimiento, unidas a todas las otras comisiones que pagaste en el momento de obtenerlo.

Una de las principales desventajas es que computa en la Central de Información de Riesgos del Banco de España (CIRBE), por lo que tienes una cantidad de dinero en el banco que no puedes usar. Es así como llegamos a la primera conclusión: un aval, lejos de mejorar tu capacidad de financiación, la empeora.

Al reflejarse en la CIRBE, las condiciones de financiación que puedas conseguir en un futuro serán peores y al tener que pignorar dinero en el banco, dispondrás de menos activos financieros para utilizar cuando lo dispongas.

Ventajas de un Seguro de caución sobre un aval bancario

El seguro de caución permite que el cliente pueda liberar o reducir el consumo de las diferentes líneas de crédito que ofrecen los bancos ya que esta garantía no computa en la CIRBE, lo que indica un aumento en la disposición de activo circulante para otras finalidades.

Otra de las ventajas es que este seguro no incurre en ningún tipo de gastos adicionales al derivado del gasto de la prima. En Abascal Correduría de Seguros, no percibimos comisiones adicionales por el estudio, apertura, mantenimiento ni cancelación, como sí hacen los bancos, ni gastos de notaría, por lo que se reducen los costes generando un importante ahorro económico.

En el caso de las entidades bancarias, estas suelen exigir inmovilizaciones de hasta el 100% en la cuenta corriente u otro tipo de compensaciones, dificultando la fluidez económica de la empresa.

El servicio que prestamos las entidades aseguradoras habitualmente empieza y termina en la emisión de la garantía. No se inmovilizan recursos, que podrán ser utilizados libremente por la empresa.

Se trata de un seguro prorrata temporis, es decir, que realiza extornos de prima por el periodo no cubierto, a diferencia de la banca que no suele devolver cantidad alguna cuando la duración de la garantía es menor al periodo facturado.

Al presentar un seguro de caución voluntario podrás diferenciarte de la competencia mandando un mensaje de confianza a tu cliente.

Además, este seguro ofrece la posibilidad de deducirlo fiscalmente sin inconvenientes ya que se trata de una prima de seguros. No se avala solidariamente a otros partícipes como podría ocurrir con las Sociedades de Garantías Recíprocas.

Seguro de caución y beneficios con los bancos

Como hemos visto, el hecho de utilizar los seguros de caución en lugar de los avales bancarios genera múltiples beneficios, reduciendo el riesgo financiero CIRBE y mejorando los scorings bancarios. Conclusión: tendrás acceso a precios mejores.

Por otro lado, un seguro de caución implica que las entidades bancarias no tienen acceso a información sensible de la empresa, como pueden ser avales por aplazamientos de impuestos, garantías judiciales, avales entre privados o avales para empresas de seguridad que impliquen una aportación de garantías adicionales como hipotecas, avales de los socios o pignoraciones.

¿Aún tienes dudas sobre el acceso a los seguros de caución? Contacta con nosotros. En Abascal Correduría de Seguros queremos asesorarte sobre el mejor modo de afrontar este momento.