seguros salud trabajadores empresas
Abascal No hay comentarios
¿Por qué una empresa debería tener un seguro de salud para sus trabajadores?
5 (100%) 1 voto

Se calcula que en España alrededor del 65% de las empresas ofrece un seguro de salud a sus empleados. Es una cifra que revela las ventajas y beneficios de este tipo de producto y la idoneidad, tanto para el empresario como para el trabajador, de disponer de esta alternativa.

El beneficio social mejor valorado por los trabajadores

El potencial de los seguros de salud para los trabajadores no está únicamente en las características de la póliza en sí sino en todo lo que ésta representa. Una empresa que se preocupa por el bienestar de su plantilla demuestra un nivel de compromiso con los trabajadores que se traduce en un ambiente mucho más agradable para todos.

No en vano, los seguros de salud son uno de los beneficios sociales que más valora el empleado. En los tiempos que corren y con las necesidades actuales, para el trabajador es muy positivo que las empresas le faciliten el acceso a una póliza que amplíe sus coberturas sanitarias de un modo notable.

En el caso de los trabajadores que padecen de enfermedades crónicas, este tipo de facilidades médicas es todavía más significativo. En estas circunstancias, el hecho de que la empresa facilite un seguro de salud representa para el empleado un importante respaldo de la compañía. Una muestra indudable de que la prosperidad del negocio es fruto del esfuerzo conjunto entre la empresa y su plantilla.

Ventajas de un seguro de salud para tus trabajadores

  1. enfermero salud empresas pamplonaFidelización: el compromiso es el verdadero motor de desarrollo de un proyecto. Un empleado que no se siente parte de la compañía ni del trabajo que está desempeñando no rendirá lo mismo que uno que está verdaderamente integrado en la empresa. Formar a un empleado, motivarlo y hacer que se quede en el proyecto durante el mayor tiempo posible es todo un reto para el empresario. Los beneficios sociales son un incentivo de gran valor humano y económico con el que puedes recompensar los esfuerzos de tus empleados y garantizar su compromiso con la compañía.
  2. Productividad: uno de los principales problemas de la sanidad pública en la actualidad son los tiempos de espera. Las demoras para ser atendidos en consulta, para realizar pruebas diagnósticas o para someterse a cualquier tipo de intervención repercuten de manera negativa en la productividad de la empresa. En estas circunstancias, el absentismo laboral es tiempo y dinero que está perdiendo la compañía por cuestiones ajenas al propio trabajador. Algo que se puede prevenir si se le facilita al empleado el acceso a la sanidad privada.
  3. Ahorro: el precio de un seguro colectivo de estas características es mucho más reducido que cuando las pólizas de salud se contratan de manera individual. Las compañías aseguradoras ofrecen interesantes descuentos y condiciones más ventajosas con el fin de promover entre empresas y trabajadores la suscripción de este tipo de productos. Esta reducción en las primas es posible gracias a que los costes de los servicios ofertados y los trámites administrativos son menores cuando se trabaja de manera colectiva que cuando las gestiones han de desarrollarse de manera particular.
  4. Tranquilidad: la contratación de un seguro de salud proporciona al trabajador y a sus familiares, una serie de facilidades que no se obtienen en la sanidad pública. Las esperas en consulta o para la realización de unas pruebas diagnósticas son mucho menores, las condiciones en caso de hospitalización resultan mucho más cómodas y el acceso a especialistas o intervenciones quirúrgicas se reduce notablemente. Todo ello repercute en la seguridad del empleado frente a cualquier eventualidad y, por extensión, a su rendimiento en el puesto de trabajo.

Dedúcete las primas abonadas en el seguro de salud de tu trabajador

deduce gastos seguro salud para empresas

Esta modalidad de seguros de salud colectivos ofrece interesantes ventajas fiscales tanto a las empresas como a los trabajadores. Por un lado, son una estupenda fórmula para aumentar el poder adquisitivo de tus empleados. El aumento de sueldo no es la única manera de favorecer a su economía, sobre todo si se tiene en cuenta que las nóminas más altas también implican una mayor carga tributaria. En cambio los paquetes de beneficios sociales, en el que se incluyen los seguros de salud, se rigen por una fiscalidad más ventajosa para el empleado (hasta 500€ no se consideran retribución en especie y son un gasto deducible), sin afectar de manera negativa a su tributación del IRPF.

Para el empresario también hay interesantes ventajas fiscales. Basta con tener en cuenta que los primeros 500€ que inviertas en tu trabajador anualmente tributan un 30% en la Seguridad Social de la empresa y son deducibles también hasta ese porcentaje en el Impuesto de Sociedades. Además, en aquellas nóminas que superen los 43.272€ al año, la empresa no tributa más por la prima anual del seguro contratado, estos es, se mantienen las ventajas para el empleado y el empresario al tiempo que se reduce la carga impositiva.

Cuida de la salud de tu empresa invirtiendo en el bienestar y la tranquilidad de tu plantilla. Ofrecer a tus trabajadores un seguro de salud es un paso que demuestra que tu preocupación por la prosperidad y el crecimiento del negocio va más allá de los aspectos económicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *