revaloriza tu capital
Abascal No hay comentarios
¿Qué son los seguros de ahorro y por qué te interesan?
5 (100%) 1 voto

Frente a la inestabilidad económica y la incertidumbre que genera el sistema de pensiones de jubilación en España, cada vez más personas deciden invertir en su tranquilidad. Esta tranquilidad se deriva de la contratación de las múltiples modalidades de seguros de ahorro que proponen las compañías aseguradoras. Un producto en auge y con interesantes ventajas fiscales.

El incierto futuro de las pensiones en España

Desde hace ya algunos años, el sistema público de pensiones en España atraviesa serias dificultades. Este escenario hace prever que el futuro de cientos de miles de jubilados en el país no será todo lo próspero que cabría esperar.

Ante este panorama poco alentador, los ciudadanos empiezan a tomar conciencia y a adoptar soluciones alternativas que le proporcionen tranquilidad tanto ahora como en el futuro. Una de las más populares por las estupendas condiciones que ofrece es la de los planes de ahorro de las aseguradoras.

¿Qué son los planes de ahorro de las aseguradoras y en qué se diferencian de los de los bancos?

Un seguro de ahorro es una fórmula que te permite ir “guardando” dinero para cuando más lo necesites a través de unas aportaciones periódicas. Dicho así, podría parecer que esta modalidad de ahorro que ofrecen cada vez más compañías aseguradoras se parece mucho a los depósitos de plazo fijo de las entidades financieras, pero existen diferencias notables al respecto.

Los depósitos de plazo fijo no dejan de ser operaciones financieras y, en consecuencia, sus mecanismos de funcionamiento están sometidos a los propios mecanismos de la banca. Tú depositas un dinero y obtienes una determinada rentabilidad de la que podrás beneficiarte después de un tiempo. Mientras tanto, el banco podrá invertir ese dinero que depositas periódicamente en otro tipo de productos financieros, algunos de alto riesgo. Además la rentabilidad de estos productos está limitada por las recomendaciones del Banco de España.

Los planes de ahorro presentan otras condiciones. La más atractiva de todas es que, al no tratarse de un producto financiero, su rentabilidad puede ser muy superior a la de un depósito en aquellos momentos en los que los intereses de ahorro sean muy bajos. Por otro lado, en la mayoría de los casos no es únicamente un producto de ahorro sino también un seguro. Esto implica, entre otros aspectos, que en caso de fallecimiento del titular la compañía aseguradora ofrecerá coberturas extendidas a sus familiares.

ahorros para siempre

Características de los planes de ahorro de las aseguradoras

A la hora de firmar el contrato, la compañía aseguradora pactará con el cliente una serie de condiciones:

  • La cantidad y periodicidad de las aportaciones (mensuales, trimestrales, semestrales…). Algunos productos, aunque no suele ser la alternativa más escogida por los usuarios, permiten hacer una única aportación al inicio sin necesidad de hacer más ingresos recurrentes.
  • Tiempo de vigencia del seguro. Cuanto mayor sea el tiempo de espera para la recuperación, mayores serán los intereses que éste genere.
  • Condiciones frente a imprevistos. ¿Qué sucede si se retira el dinero antes de tiempo? ¿Y si se deja de abonar alguna cuota? Este es el apartado del contrato en el que se establecen las condiciones y posibles penalizaciones en situaciones así.

Ventajas de los planes de ahorro con una aseguradora

  1. Frente a los depósitos y a los planes de pensiones, los seguros de ahorro siempre garantizan una rentabilidad que se hará efectiva cuando venza el contrato. Es en este momento del rescate cuando el dinero ahorrado tributará como rendimiento de capital mobiliario (diferencia entre las primas abonadas y el capital obtenido).
  2. Es un producto de ahorro ideal para quienes piensan en el medio y largo plazo y una elección muy positiva para los que se preocupan sobre todo por reducir los riesgos de la inversión que realizan en su futuro.
  3. Los planes de ahorro no tienen límite de rentabilidad y utilizan un interés técnico anual establecido por la propia compañía en lugar de la Tasa Anual de Equivalencia (TAE) que emplean los depósitos bancarios. Son productos vinculados a unos planes de inversión en los que el interés está siempre garantizado.
  4. Las condiciones de contratación son notablemente flexibles. En el mercado asegurador existen numerosas modalidades de seguros de ahorro que se adaptan mucho mejor a las necesidades y expectativas de cada cliente.
  5. Las exigencias de solvencia de las entidades aseguradoras están muy controladas. Es de destacar que estas compañías no están autorizadas a invertir el dinero de los asegurados en activos de riesgo.

mejora tus ahorros

¿Es rentable invertir en un plan de pensiones?

Limitarse a un único producto para asegurar tu futuro financiero durante la jubilación no siempre resulta la elección más adecuada. Tradicionalmente, los planes de pensiones han sido la alternativa más extendida a la hora de pensar en el ahorro. No obstante, hay que tener en cuenta que este tipo de producto tiene más penalizaciones y restricciones, aunque también tienes aspectos positivos.

Por ejemplo, ahora que se acerca la declaración de la Renta, podrás sacarle partido a la fiscalización a la que están sometidos los planes de jubilación en el sentido más tradicional. Las aportaciones que haces a tu plan de pensiones se pueden deducir en la declaración anual del IRPF. Pero si tienes un dinero ahorrado y escasas previsiones de utilizarlo a corto plazo, es probable que te resulte mucho más rentable y menos arriesgada la alternativa de los seguros de ahorro. No en vano, ésta suele ser la opción elegida por los ahorradores más conservadores o los de mayor edad.

Además, con las diferentes modalidades que existen en este tipo de productos (algunas con características similares a las de los planes de pensiones) podrás configurar un plan de ahorro mucho más completo: rescatar tu dinero en el futuro como una renta vitalicia o temporal, disfrutar de coberturas por fallecimiento o invalidez, obtener interesantes beneficios fiscales en el momento del rescate, garantizar la rentabilidad de tus ahorros…

Si teniendo en cuenta las tres principales variables del ahorro (el dinero que puedes destinarle, el dinero que quieres obtener en tu jubilación y el riesgo que estás dispuesto a asumir) el plan de pensiones no termina de adaptarse a tus circunstancias, el seguro de ahorro puede darte una solución mucho más flexible.

Éste es el momento de pensar en el futuro. Invierte en tranquilidad, en seguridad y en una jubilación mucho más cómoda. En Abascal te ayudamos a escoger el seguro que más garantías te ofrezca en función de tus necesidades reales, de tu edad y de la cantidad que deseas ahorrar. El panorama económico actual dista mucho del de hace unas décadas y las herramientas financieras que en el pasado funcionaban ahora no son una garantía de rentabilidades futuras. Descubre otras alternativas para el ahorro y garantiza tu jubilación de una manera más flexible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *