contratar seguro para esquiar
Abascal No hay comentarios

¿Sabes qué es más emocionante que deslizarte montaña abajo a toda velocidad? Hacerlo con la garantía de que un seguro se hará cargo de todo en caso de que te suceda algo. Desciende por la pista más ligero liberándote de la carga de estas preocupaciones y contrata tu seguro de esquí en cualquier momento del año.

seguro para esquiadores pamplona

Riesgos que pueden estar bajo control

Cualquier actividad deportiva conlleva algún tipo de riesgo y en el caso del esquí son muchos los contratiempos que podrían hacer que tu escapada a la nieve no fuera lo que esperabas. Desde algo tan simple como un retraso en los medios de transporte escogidos para tu desplazamiento hasta algo más grave como una aparatosa caída en pista, son muchas las razones por las que deberías contar con un seguro para esquiadores.

No podemos mejorar tu técnica deslizándote por la nieve ni podemos eliminar de tu recorrido esa piedra que te ha hecho tropezar. Pero sí podemos garantizar que, si algo te ocurriera durante estas jornadas de esquí, estarás siempre en las mejores manos. Para todos esos aspectos que sí pueden estar bajo control, hay un seguro de esquí diseñado a la medida de tus necesidades.

Que no sea obligatorio no significa que no lo necesites

seguro de esqui deporte de riesgoLos seguros para esquiadores son una opción totalmente voluntaria. Pero seamos sensatos: hoy en día, nadie se arriesga a practicar este deporte sin contar con unas mínimas garantías de seguridad.
Y lo cierto es que las coberturas de este tipo de productos son mucho más que mínimas. Todo depende de la modalidad de seguro que contrates, pero piensa que hasta los seguros más básicos incluyen siempre estas coberturas:

 

  • Responsabilidad civil privada.
  • Asistencia médica y sanitaria las 24 horas dentro de España y Andorra (se puede ampliar el territorio).
  • Gastos médicos, quirúrgicos y farmacéuticos.
  • Búsqueda y rescate en pista (trineo, ambulancia, helicóptero…).
  • Gastos de estancia en el extranjero en caso de accidente.
  • Desplazamiento de un familiar en caso de hospitalización del asegurado.
  • Regreso anticipado del asegurado.
  • Repatriación o transporte de asegurado herido, enfermo o fallecido.
  • Pérdida o deterioro del equipaje facturado cuando se hace un desplazamiento en avión.
  • Reintegro del forfait o las clases de esquí no disfrutadas.

Una solución efectiva al problema de las cancelaciones

Nada va a compensar la ilusión que habías depositado en estas vacaciones de esquí, pero a veces las cosas no salen como las tenías planeadas. ¿Imaginas que se acerca el día del viaje y que resulta que no hay nieve en las pistas? O todo lo contrario: que una enorme nevada imposibilite tu desplazamiento hasta el lugar elegido para disfrutar de esos días de deporte y diversión.

La pérdida de tiempo y de ilusión no va a ser la única consecuencia derivada de estos imprevistos. Si has hecho reservas en hoteles, en pistas y en actividades, así como pagos por adelantado de las mismas, tu bolsillo también se va a resentir.

seguro de accidentes esquiarLo estupendo de los seguros para esquiadores es que también puedes hacer que contemplen estas eventualidades. Si quieres que la tranquilidad forme parte de tu programa de viaje, contrata coberturas adicionales que garanticen el reembolso de todos estos gastos. Retraso o cancelación de vuelos, interrupción del viaje por causas ajenas a tu voluntad y otro tipo de imprevistos ya no tienen por qué resultar un riesgo para tu economía.

 

¿Y si sólo practicas esquí un par de veces al año?

No hace falta ser un esquiador profesional para sacar una de estas pólizas de seguro. De hecho, si aún te estás iniciando en este deporte, tienes muchos más motivos por los que contratar tu seguro de esquí.

Una de las particularidades de este tipo de productos es que, al igual que sucede en el caso de los seguros de viaje, puedes contratar sus coberturas únicamente durante el período que vas a necesitarlas. Imagínate que dispones tan solo de un fin de semana para darte esa escapada a la montaña. Con un seguro de tres días tendrías más que suficiente para garantizar tu seguridad como esquiador.

¿Son unas vacaciones familiares y estarás fuera una semana? Amplía los días de cobertura de tu póliza tanto como desees. Sólo en el caso de que practiques este deporte con mucha asiduidad, te compensará suscribir un seguro anual con el que ahorrarás tiempo y dinero en la tramitación.

Organizar una escapada de esquí implica diseñar un plan de viaje, solicitar días de vacaciones, comprar material, reservar pistas y alojamiento… Aparte de todas aquellas cuestiones relacionadas con tu seguridad y la de los demás durante la práctica de esta actividad. Son demasiados aspectos a tener en cuenta como para que se queden en manos del azar. Un seguro de esquí te permite dejar bien atado todo aquello que sí se puede controlar. Una condición indispensable si quieres divertirte bajo seguro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *